Top

logo-clinica-psicologia-mirallesr

Desarrollo altas capacidades (superdotados)

Desarrollo Altas capacidades (superdotado) - Clínica Psicopedagogía Miralles

Desarrollo Altas capacidades

El proceso por el que detectamos a un niño/a con altas capacidades comienza porque se dan problemas de conducta y/o por fracaso escolar.

El proceso por el que detectamos a un niño/a con altas capacidades (AACC) o superdotado suele comenzar porque se dan problemas de conducta y/o, aunque parezca contradictorio, por fracaso escolar debido a que se desinteresan. Un caso muy común con 10 años es: se aburre en clase; no le interesan algunas asignaturas; no tiene hábito de estudio; no le dedica tiempo a las tareas escolares…”.

Hasta el momento ningunos padres han venido a nuestra clínica con un “Creemos que nuestro hijo es superdotado, venimos a que nos des pautas…”. Vienen a consulta por que el niño/a presenta problemas de conductas o a nivel académico.

La evaluación se realiza a partir de los 6 años (aunque desde los 3 años se pueden observar rasgos de precocidad, como el desarrollo del habla, su capacidad motriz…) pero no es hasta los 12 que se puede diagnosticar con certeza científica la alta capacidad del niño/a, ya que en ese tiempo el desarrollo madurativo del niño se puede equiparar al resto de sus iguales.

La sección de dificultades de aprendizaje es atendida por Raquel María Aguilar.

CÓMO TRABAJAMOS EN NUESTRA CLÍNICA EL DESARROLLO DE LAS ALTAS CAPACIDADES

En nuestra clínica realizamos, en un primer momento, la evaluación de la capacidad intelectual (es un cuestionario que se les pasa a todos los niños/as que vienen a nuestra clínica) que establece el cociente intelectual del niño/a pero además nos ofrece una información muy valiosa sobre su memoria de trabajo, comprensión verbal, razonamiento perceptivo y velocidad de procesamiento.

Una vez concluido el diagnóstico se realiza un informe que ayudará a los padres a comprender muchas de las actitudes de sus hijos/as y a eliminar otras sospechas. Dicho informe lo estructuramos de la siguiente manera:

  • En primer lugar se expone la anamnesis del caso, información previamente recogida a través de entrevista y cuestionarios.
  • A continuación, se explica los instrumentos de evaluación utilizados durante todo el proceso.
  • Se exponen los resultados obtenidos por el niño/a en cada una de las pruebas, explicando el porqué de esos resultados.
  • Y por último, se explican las conclusiones, donde se determina el diagnóstico al que hemos llegado (si lo hay). Se plantea la intervención que se debe llevar a cabo en consulta y las orientaciones necesarias para trabajar en casa y en el aula.

La intervención se realiza a nivel general y coordinada (escuela, familia y psicólogo) siempre centrada en las características del niño/a, priorizando su bienestar social y emocional y creando las pautas psicoeducativas adecuadas a cada caso.

Se realiza un informe que ayudará a los padres a comprender muchas de las actitudes de sus hijos/as y a eliminar otras sospechas.

No hay una línea general de intervención debido a que nos centramos en las características propias del niño/a, por ejemplo, si el problema más destacable son los conflictos con sus iguales, centraremos la intervención en dotarle de las habilidades sociales necesarias para afrontar esos conflictos. Si por ejemplo, el problema es que está suspendiendo y va abocado al fracaso escolar, entonces debemos crear unas pautas junto con el profesorado para aumentar su motivación y su falta de interés, a través de adaptaciones curriculares.

EL NIÑO/A SUPERDOTADO O CON ALTAS CAPACIDADES

Hablamos de una persona con altas capacidades cuando su cociente intelectual es igual o superior a 130 pero para realizar el diagnóstico no nos basamos sólo en este dato, además debemos evaluar y evaluamos su personalidad y creatividad, ya que ser un niño/a de AACC además de tener una inteligencia muy superior a la media, muestra una emotividad, motivación, personalidad, creatividad y temperamento diferente -o más desarrollado- a los niños de su edad.

El cerebro de los niños/as con altas capacidades razona mejor y aprende más rápido, tienen mayor vocabulario y una capacidad oral y verbal más desarrollada.

Además tienen una sensibilidad muy alta y un elevado sentido de la justicia. Entendemos por sentido de la justica que sabe y entiende la diferencia entre el bien y el mal: por ejemplo sabe que no se pega a los demás niños y suelen o intervenir en una pelea o se chivan. También se portan bien con los animales, comparte las galletas con todos…

No obstante, su desarrollo se produce de manera asincrónica, es decir las altas capacidades son cognitivas pero no emocionales, digamos que en ocasiones parece un adulto pero a nivel emocional sigue siendo un niño y eso es lo que genera un desconcierto que hay que saber anticipar.
Los padres suelen ser los primeros en detectar las AACC de sus hijos/as, además de lo ya comentado, algunas características que nos pueden hacer sospechar son:

  • Prefiere la compañía de adultos y compañeros/as mayores.
  • Retiene la información de las cosas que ha observado y las comenta más tarde como algo del cole o una observación reciente, sobretodo en forma de pregunta pero también las reflexiona.
  • Siente especial curiosidad por conocer el mundo circundante y por saber cómo funcionan las cosas. El famoso “¿Por qué…? ¿Por qué…? ¿Por qué…?”
  • Usa la imaginación y la fantasía para aprender y explorar, es decir, busca o crea sus propias explicaciones, digamos que se autoexplica, conjetura, busca asociaciones o crea relaciones entre las cosas y los hechos, hace hipótesis…
  • Maneja una gran cantidad de información. Más que casos complejos lo que hace es preocuparse o interesarse por un amplio abanico de temas distintos.
  • Muestra una buena coordinación en sus movimientos (saltar a la “comba”, 
montar en bicicleta, deportes, etc.).
  • Manifiesta gran curiosidad que le lleva a preguntar constantemente.
  • Muestra gran comprensión y sensibilidad por las necesidades de los demás, es decir es empático: sabe ponerse en lugar de los otros, detectar las necesidades de los otros.
  • Tiene habilidad para contar o reproducir historias y sucesos con gran detalle.
  • Es persistente y tenaz con las tareas que le interesan, lo que en ocasiones puede ser conflictivo ya que no le gusta que se le interrumpa, por ejemplo: si está haciendo un lego y se hace la hora de cenar, se frustra sino lo ha acabado y o se enfada o no quiere ir a cenar.
  • Toma iniciativas para hacer cosas. Son independientes, se duchan sin pedírselo, se pone a hacer los deberes sin que se lo digas (esto es menos conflictivo, claro).
  • Muestra especial sensibilidad sobre temas complejos como la muerte, las 
guerras o el hambre del mundo.
  • Piensa y habla con fluidez.
  • Produce gran cantidad de ideas, posibilidades y consecuencias relacionadas 
con situaciones concretas, es decir, especula. Por ejemplo: si hacemos esto pasará aquello, si vamos allá haremos tal… Es decir prevé consecuencias de una conducta o estima distintas soluciones.
  • Es una persona observadora, aguda, atenta y perspicaz.
  • Comprende conceptos y relaciones numéricas avanzadas para su edad.
  • Disfruta aprendiendo por el mero hecho de aprender. Le interesa lo nuevo pero por el contrario, le aburre repetir juegos o trabajar deberes/tareas que ya controla provocando un aburrimiento y en consecuencia una desmotivación.
  • Ve los problemas como desafíos y le fascina la idea de resolverlos. Le gusta los retos (dificultad), son niños que aprenden pronto a ir en bici, a columpiarse solos.

Es importante identificar las AACC cuanto antes para atender las necesidades educativas y emocionales del niño.

Su desarrollo es asincrónico, es decir, las altas capacidades son cognitivas pero no emocionales: a nivel emocional sigue siendo un niño.

Nos referimos a necesidades educativas a las adaptaciones que se pueden hacer dentro del aula, respecto al material que deben aprender (en estos casos debemos coordinarnos con el colegio). Por ejemplo, cuando ya domina la división con una cifra y tras acabar el ejercicio de clase, el profesor/a puede darle o más ejercicios o más difíciles, a esto lo llamamos “enriquecimiento curricular”, ampliar el material sobre el que puede trabajar el niño/a con AACC, y asi ayudarle a hacer frente a la desmotivación y el aburrimiento.

Nos referimos a necesidades emocionales, cuando nos olvidamos debido a su madurez cognitiva que emocionalmente es un niño de su edad y no sabe enfrentarse, como cualquier otro niño, a ciertas situaciones o gestionar sus emociones.

¿Y si no atiendo las necesidades educativas y emocionales de un niño con AACC, qué pasa?

Se darán problemas de conducta. Si es líder digamos que atropella a los demás y siempre lleva la iniciativa y se pierde la igualdad entre sus iguales (edad) o si es menos sociable se aísla, siente que no encaja, ya que sus intereses no coinciden con los de los de sus iguales; con problemas de conducta no sólo nos referimos a los conflictos que puedan surgir con sus compañeros/as sino también a la falta de estrategias para manejar ciertas emociones, como la frustración y la ira. Incluso puede sufrir fracaso escolar, por la falta de interés ante las tareas escolares, la desmotivación por aprender lo que le imponen y el aburrimiento que le suponen las materias.

PREGUNTAS FRECUENTES DE LA PSICOPEDAGOGÍA

¿Cuánto dura en el tiempo y cómo se concluye la visita al psicopedagogo?

Dando hábitos y evaluando la consolidación de éstos. La duración del proceso dependerá del tiempo que se tarde en asumir estos hábitos. Si tarda más, no es sólo cuestión de insistir sino de plantear unos u otros y por lo general dura un curso escolar de septiembre a junio.

Las visitas al psicopedagogo concluyen cuando ha adquirido las estrategias y recursos necesarios para afrontar las situaciones o acontecimientos que antes le suponían un problema. Es decir, cuando se han alcanzado los objetivos planteados en la intervención que le ha permitido desarrollar las habilidades necesarias para obtener una estabilidad emocional y académica.

¿En qué consiste la labor de un psicólogo y un psicopedagogo?

Los psicólogos detectamos las causas y trabajamos sobre ellas.

Modificamos las causas con la certeza científica que nos aporta la terapia cognitivo-conductual a la vez que -y muy importante- establecemos un vínculo y alianza terapéutica con el niño, es decir, no le imponemos nada sino que evidenciamos y razonamos con él/ella.

A continuación un listado de las Dificultades de aprendizaje que trabajamos en Clínica Miralles:

Desarrollo altas capacidades

Hablamos de una persona con altas capacidades cuando su cociente intelectual es igual o superior a 130 pero para realizar el diagnóstico no nos basamos sólo en este dato, además debemos evaluar y evaluamos su personalidad y creatividad, ya que ser un niño/a de AACC además de …
Leer más

Atención al autismo

Realizaremos una evaluación exhaustiva y personalizada por lo que será muy importante crear una buena relación para conseguir su colaboración. Para ello plantearemos la evaluación como un juego sin reglas…
Leer más

Ayuda bajo rendimiento escolar

Hablamos de bajo rendimiento escolar cuando, después de realizar una evaluación psicopedagógica, se descarta un problema o trastorno en el desarrollo intelectual pero vemos como el niño/a no avanza en el aprendizaje como …
Leer más

Tratamiento discalculia

La solución para las personas con discalculia pasa por dotarles de unas estrategias específicas -y diferentes a las de los demás- para llegar a ser quien se quiera ser…
Leer más

Apoyo a la discapacidad intelectual

Debemos tener en cuenta que desarrollar su autonomía va a ser primordial y de manera secuencial trabajaremos el resto de áreas (social, académica, de comunicación, afectiva, etc) …
Leer más

Dislexia tratamiento

Ya no es que apruebe o no, sino que podría tener un rendimiento mayor si atendemos sus necesidades educativas …
Leer más

Tratamiento disortografía

Debemos tener en cuenta que desarrollar su autonomía va a ser primordial y de manera secuencial trabajaremos el resto de áreas (social, académica, de comunicación, afectiva, etc) …
Leer más

Trastorno específico del lenguaje (TEL)

Tratamiento del TDAH Valencia

Alteración del lenguaje que se presenta en los inicios de la infancia. Los síntomas característicos son: afectación en la adquisición del lenguaje; comprensión afectada; mala pronunciación, etc. Y queda englobado dentro del TDAH.
Leer más

Si quieres puedes leer nuestras publicaciones en el blog de la categoría Educación

Ponte en contacto con nosotras.

Los teléfonos de nuestra clínica: 963 427 711619038040.

La clínica está en Calle Universidad, 4 – 3º -15ª · 46003 Valencia.

Autobuses EMT: 4, 5B, 6, 8, 9, 10, 11, 16, 26, 28, 31, 32, 36, 17, 71, 81
Metro : Líneas 3 y 5 parada Colón.

El email de Raquel Durá es rdura@cop.es

Y si lo prefieres puedes rellenar el formulario que sigue para ponerte en contacto con nosotras y te responderemos lo antes posible.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Necesitamos que leas y aceptes las políticas de privacidad y marques la casilla

Por favor, por seguridad marca la casilla para enviar tu mensaje, gracias.