Top

logo-clinica-psicologia-mirallesr

Cómo fomentar la inteligencia emocional en los niños.

El término “inteligencia emocional” fue utilizado por primera vez en 1990 por los psicólogos Peter Salovey de la Universidad de Harvard y John Mayer de la Universidad de New Hampshire. Lo utilizaron para describir las cualidades emocionales que parecen tener importancia para el éxito. Estas cualidades son:

• La empatía.

• La expresión y comprensión de los sentimientos.

• El control de la ira.

• La independencia.

• La capacidad de adaptación.

• La simpatía.

• Las habilidades sociales.

• La persistencia.

• La cordialidad.

• La amabilidad.

• El respeto

 

Más tarde en 1995 Daniel Goleman con su bestseller Inteligencia Emocional hizo que este término se convirtiera en un fenómeno innovador y que se extendiera su aplicación a otras áreas además de la educación, como el trabajo o el desarrollo personal.

Numerosos estudios han llegado a la conclusión de que tener inteligencia emocional es por lo menos tan importante como tener un CI (Coeficiente Intelectual) elevado y que los niños con capacidades en el campo de la inteligencia emocional son más felices, mas confiados y tienen más éxito en la escuela y en la vida.

ayudar-a-los-ninos-con-tdah-en-sus-relaciones-personales-tdahytu-es_

 

¿Cómo podemos fomentar estas capacidades que conforman la inteligencia emocional en nuestros hijos? Vamos a dar algunas claves:

 

1. Pónte en el lugar de tu hijo e intenta comprender qué piensa y cómo se siente. De esta forma actuarás de modelo a imitar. También emplázale para que se ponga en el lugar de los demás. Un niño con capacidad empática tiende a ser menos agresivo y participa en una mayor cantidad de conductas prosociales, como ayudar y compartir. Así, los niños empáticos son mas apreciados por sus iguales y los adultos y tienen más éxito en la escuela y en el trabajo. 


2. Pregúntale y escucha lo que te diga. No intentes averiguar qué le pasa o lo des por hecho sin tener en cuenta sus sentimientos o pensamientos, ni le reprimas con frases como “¡Eres un sinvergüenza!”. Muchos adultos creen que los niños son pequeños para saber lo que piensan o sienten y es sólo que es una de las muchas cosas que están aprendiendo como los números o las letras, pero si no les preguntamos y fomentamos su autoconciencia no les ayudamos a desarrollarla.


3. No le reproches por tener emociones negativas. La tristeza es casi tan natural como la alegría. Es una forma de invalidar las emociones, como decirles que no se sientan así y darles soluciones a la situación. De manera que no les dejamos experimentar ni sentir y para conocer y controlar hay que experimentar y expresar.


4. Ayúdale a identificar sus malas emociones y enséñale a superarlas. Ayúdale a ponerles nombre, anímale a describirlas, asignales un color, un sabor.


5. Incentiva su curiosidad. Síguele muy de cerca pero no le guíes. De esta forma aumentará la seguridad en sí mismo y la curiosidad le llevará a aprender y a querer saber. Para ello hay que evitar las prisas y darle tiempo a la curiosidad y la exploración.


6. Esfuérzate por ser amable e inculcarle la amabilidad, simpatía y enséñale habilidades sociales. Cómo pedir, cómo disculparse, decir que no, saber defenderse, saludar, sonreír, expresar una queja. Los padres somos los modelos principales y la imitación un modo innato de aprendizaje.


7. No le pegues. Corríjale siempre que haga falta. Díle “no” cuando tengas que decírselo.


8. Fomenta el respeto hacia sí mismo, hacia los demás, el medio ambiente y la sociedad. Enséñale a controlar su ira. La tolerancia a la frustración y el control de los enfados se aprenden en la infancia y mejoran la convivencia en la familia y en la vida adulta.


9. Premia sus logros, pero sobretodo el esfuerzo. Alimenta su motivación, pero no le inundes de regalos.


10. Fíjale pequeñas metas. Estimula en él el deseo de lograr algo. Así desarrollará el sentido de la intencionalidad.

 

Ánimo y a ponerlo en práctica!!! Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotras.

 

 

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.