Top

logo-clinica-psicologia-mirallesr

Pautas para mejorar la conducta de nuestros hij@s

Los problemas de conducta de nuestros hij@s pueden alterar la convivencia familiar, y hacernos entrar en un circulo de reproches y  castigos a través de los cuales no conseguiremos nada. A continuación os proponemos una serie de pautas para crear una rutina que nos ayude a mejorar la convivencia con nuestros hij@s:

  • Los niños suelen ser muy buenos manipulando a los padres, para aprovecharse de sus debilidades o las circunstancias. Lo mejor para evitar esta situación es que ambos padres, compartan la información, las normas, los límites y tengan unos mismos estilos educativos.
  • Debemos establecer unos horarios fijos, determinar lugares para realizar las diferentes actividades (juego, tareas individuales…) Por ejemplo, todos los días a las 20h ducha.
  • Tenemos que ser un modelo seguro, estable y coherente con aquello que le vamos a pedir. A veces sólo nos fijamos en las cosas que hace mal y castigamos, es muy importante reforzar las cosas que hace bien diciéndoselo, por ejemplo: “Pedro te agradezco mucho que hayas quitado la mesa”, “muy bien has bajado a la perrita sin discutir.”
  • Nunca discuta con su hijo cuando esté alterado o usted mismo se encuentre nervioso o fuera de sí. En los adolescentes la explosión de hormonas puede facilitar expresiones extremas de rabia o furia (portazos, golpes, etc.). Espere a que se haya calmado para establecer el diálogo y/o las correspondientes consecuencias (reprimendas, castigos, etc.). por ejemplo, si se pone a gritarnos cuando le hemos pedido que haga algo, esperamos a que se le pase para poder hablar con él y le explicamos las consecuencias de su conducta.
  • Debemos tener claro en qué temas vamos a ser firmes y cuáles se pueden negociar. No cambiar de opinión cuando ya hemos tomado una decisión y se lo hemos comunicado.
  • Tienen que estar claramente definidas sus obligaciones y cuando tiene que hacerlas, avisar de las consecuencias si no se hace. Las cosas se dicen una sola vez. Por ejemplo, acordamos con él que jugara a la consola media hora al día, no puede pasar del tiempo porque si no al día siguiente no jugara. Cuando queden 5 minutos le avisamos y cuando acaba el tiempo se apaga.
  • Tened en cuenta que los padres no son amigos de sus hijos. Ante todo son padres y eso supone, a diferencia del amigo, que tiene unos deberes y obligaciones legales hacia él, lo que supone tomar decisiones en función de las necesidades del menor. Los amigos aconsejan, los padres deciden aspectos importantes de la vida de sus hijos. Eso no impide una buena relación afectiva.

Esperamos os resulten útiles! Si os ha gustado, compartid! Gracias!

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.