Top

logo-clinica-psicologia-mirallesr

Depresión infantil

La depresión infantil ha aumentado en los últimos años y requiere una evaluación, diagnóstico y tratamiento por parte de un profesional de la psicología. A continuación describimos los síntomas que podemos observar:

– Síntomas Emocionales

 

Los síntomas emocionales son el núcleo de la depresión. Algunos niños, en vez de tristeza muestran tendencia a estar irritables. Los menores de cinco años normalmente no presentan estado de ánimo triste (o no lo percibimos). Se sabe que están irritables si se quejan por todo, no les satisface nada, están “inaguantables”… El comportamiento es parecido a cuando están cansados.

Destaca en el niño un estado de ánimo abatido. Los pequeños no saben reconocer lo que les pasa porque para ellos, estar triste es la consecuencia de algo. No discriminan este sentimiento, con lo que es muy probable que no lo expresen verbalmente. En cuanto a la expresión facial, se observa que puede ser de tristeza en unas ocasiones o de seriedad inexpresiva que no varía en otras.

También podemos observar en el niño/a anhedonia. Este síntoma se basa en la pérdida de la capacidad de disfrutar.

Otros síntomas emocionales que observamos en los niños/as son: llanto sin motivo aparente, pérdida del buen humor o de la sonrisa, sentimiento de no sentirse querido, autocompasión y sentimiento de culpa.

– Síntomas Cognitivos

  • Autoevaluación negativa. El niño siente y expresa que lo hace todo mal.
  • Indefensión. Se bloquean y no encuentran solución para enfrentarse o resolver ciertas situaciones.
  • Dificultad de concentración. Debemos valorar siempre el cambio que se ha producido en el desarrollo del niño, para no confundir este síntoma con, por ejemplo, un déficit de atención.
  • Indecisión. Debemos observar los cambios producidos en el comportamiento del niño, de repente le da igual todo o no es capaz de tomar una decisión, se muestra inseguro.
  • Ideas de muerte. Hay que percatarse de que sean fuera de lo normal para su edad. En general, rara vez se dan ideas de suicidio hasta la adolescencia.
  • Descenso en el rendimiento escolar.

 –Síntomas Somáticos

  • Falta de energía. Es como si se le acabaran las pilas, no sigue el ritmo de antes.
  • Enlentecimiento psicomotor. El niño tiene tiempos de reacción muy largos, es como si fuese “a cámara lenta”. Hay que descartar efectos de una medicina.
  • Cambios de apetito. Lo más frecuente es que coma menos durante la depresión pero también puede producirse un aumento del apetito. Debe ser un descenso o aumento significativo.
  • Trastornos del sueño, encontramos diferentes tipos: Trastorno de inicio, despertares a mitad de noche o de despertar precoz, déficit de sueño o hipersomnia.
  • Dolor. Los niños pequeños informan de que tienen dolores casi siempre, no muy intensos y de localización difusa (de tripa, cabeza, piernas…). La razón de esto es que conocen la tristeza de forma reactiva en desgracias, no como un estado carente de desencadenante. Muchos niños al notar la tristeza informan de dolor. Somatizan de alguna forma lo que sienten.

– Síntomas conductuales

  • Aislamiento social. Son niños aislados, muy retraídos, que parece que han olvidado las habilidades sociales.
  • Desobediencia. Tanto en casa como en el colegio muestran conductas de desobediencia, al estar el niño más sensible e irritable, se enfadan con más frecuencia e ignoran las pautas educativas.
  • Trastorno de la conducta. En algunos casos, se considera que el niño tiene problemas en la conducta, cuando en realidad es un síntoma de la depresión. Se pueden dar conductas del tipo: incumplimiento de las normas establecidas, agresión tanto verbal como física, desafiar a otro niño o persona adulta, etc.

Resumiendo brevemente todos estos síntomas, los que nunca deberían faltar en la caracterización clínica serían:

  1. Expresiones de tristeza, soledad y preocupación.
  2. Cambios en el estado de ánimo (mal humor).
  3. Llorar por cualquier cosa (hipersensibles: “ya me están regañando”). Además se vuelven por esto, muy agresivos.
  4. Negativismo (no hay una sola actividad que le apetezca, ni siquiera lo que antes le agradaba).
  5. Irritabilidad (respuestas con ira e insultos).
  6. Sentimientos de frustración.

Resultado de imagen de depresion infantil

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.